Aprendizaje y desarrollo en los niños

En Innova Schools sabemos que cuando somos padres siempre queremos lo mejor para nuestros hijos, sobre todo cuando hablamos de su aprendizaje y desarrollo infantil, por ello es tan importante saber cómo llevarlo a cabo y guiarlos en este camino, pues es clave para que crezcan saludables y logren desenvolverse adecuadamente en un futuro.

La realidad es que el desarrollo infantil no solo abarca aspectos del aprendizaje sino también de fomentar su correcto desarrollo físico, emocional y mental, que debemos tomar siempre en cuenta.

¿Qué es el desarrollo infantil?

Primero, comprendamos que es y sus diferentes áreas. Se le conoce como desarrollo infantil a la adquisición de conocimientos, funciones y crecimiento, en conjunto con todos aquellos aspectos físicos, psicológicos y emocionales que permiten que nuestros hijos vayan creciendo día tras día, dependiendo de la etapa en la que se encuentren.

El aprendizaje infantil puede variar y cambiar conforme a la edad en la que se encuentre el infante. Para que las etapas del desarrollo infantil se puedan dar apropiadamente según las necesidades de nuestros hijos, se debe tener claro el tipo de aprendizaje que tendrá que llevar.

Para esto identifiquemos las diferentes áreas que complementan y se trabajan en el aprendizaje y desarrollo infantil.

Desarrollo físico

El principal aprendizaje infantil es la parte motora, que tiene que ver con el movimiento del cuerpo y que permite que los niños puedan llegar a realizar diversas actividades como sentarse, mantener el equilibrio, jugar, correr, dibujar, caminar, subir escaleras, escribir y adquirir coordinación.

Además de lograr conectar todos sus sentidos, por ejemplo, que consiga relacionar lo que está viendo con lo que está sintiendo en sus manos, la fuerza que se va adquiriendo desde tomar cosas o sostenerlas hasta lograr ocuparlas adecuadamente, consiguiendo controlar su cuerpo.

Desarrollo emocional

Este desarrollo también es parte fundamental, es el descubrimiento de la manifestación de las emociones, los niños logran identificar que es lo que sienten y lo pueden expresar de la forma correcta. Sabe cuando está enojado, feliz, triste y que es lo que le está pasando en general en su interior.

También a base de este forjan su personalidad, autoestima, comunicación, seguridad y confianza con el mundo que los rodea. Por ello es muy importante que como padres aprendamos a escucharlos desde pequeños, tratarlos con respeto, ayudarlos a tomar decisiones, aprender a poner límites, confiar en él y establecer rutinas como el orden, el aseo, respeto y responsabilidad, siendo parte fundamental para su salud mental.

Desarrollo mental

Los procesos mentales o desarrollos cognitivos y aprendizaje infantil son aquellos aspectos que retroalimentan o hacen crecer el conocimiento de los niños, es decir toda la adquisición de conocimientos que les permiten entender su alrededor y también de forma interior.

Será la forma y la capacidad en que tu hijo construye procesos de aprendizaje y pensamiento, como los recuerdos, la resolución de problemas, la comunicación, hasta la toma de decisiones, mediante la adquisición de habilidades y de funciones mentales.

Un claro ejemplo de contribuir a este desarrollo es leer cuentos o historias desde edad temprana con el fin de incentivar la creatividad y comenzar a crear una estructura relacionándolo y reconociéndolo con lo que ven y viven.  

Sin embargo, si se desea conocer el nivel cognitivo de un niño existen exámenes y diagnósticos, que ayudan a conocer su grado de conocimiento y aprendizaje, teniendo más clara la forma correcta en la que tienen que aprender.

Desarrollo social

El lenguaje y la forma en que se relacionan también forma parte de su aprendizaje y desarrollo infantil, que será la capacidad del niño de mantener relaciones con los adultos, niños, familiares y hermanos.

Durante los primeros años es bueno que tu hijo construya relaciones saludables a su alrededor, logrando una interacción con su entorno y de forma individual, por lo que la relación que lleves con tu hijo debe ser cálida, facilitando la interacción entre los diferentes miembros de la familia.

De igual manera, que sepa integrarse con otros niños, desde jugar, hablar y trabajar en equipo, mejorando la forma en que se relaciona si socializa con las personas que lo rodean, reforzando su confianza y autoestima, construyendo aún más su personalidad.

¿Cómo acompañar el desarrollo infantil?

Para dar el acompañamiento al aprendizaje y desarrollo infantil, es importante que:

  • Tenga una correcta alimentación, esto principalmente para que su desarrollo físico y mental sea correcto, darle a tu hijo una dieta balanceada, con alimentos saludables lo mantiene en un buen estado de salud, además de fomentar buenos hábitos.
  • Conversar, escuchar, leer un cuento o hasta cantarle a tu hijo desde una temprana edad, le ayuda a desarrollar su comunicación, lenguaje y aprendizaje, consiguiendo tener un amplio vocabulario siendo importante para su desarrollo social y cognitivo.
  • Que cuente con una actividad donde realicen alguna actividad como practicar un deporte, un hobbie o el simple hecho de jugar, contribuye a su desarrollo físico, fortaleciendo sus músculos, adquiriendo habilidades como la coordinación y control sobre su cuerpo.
  • Supervisa su desarrollo en todos los aspectos ya antes mencionados, si detectas que ciertas cosas se le dificultan desde aprender, hablar, expresarse, caminar, entre otras, es importante identificarlos y encontrar la manera de poder trabajar en esas dificultades y no se vea afectado su aprendizaje y desarrollo infantil.
  • Es importante que el entorno en el que crezca sea positivo y donde él se sienta seguro, lleno de amor, desde el hogar, sus amigos y la escuela, ya que estos tienen un gran impacto en su desarrollo.

¿Cómo potenciar el desarrollo infantil?

El futuro de tu hijo va muy de la mano en cómo se desarrolle durante su infancia, lo principal es fomentar la autonomía, esto le ayuda a sentirse mucho más seguro, desde ir solo al baño, se vistan solos, realicen sus tareas y tomen sus propias decisiones.

Otro punto para tomar en cuenta es poner límites, desde establecer horarios para realizar sus tareas, la hora de la comida, salir a jugar y la hora de dormir, fomentando que adquiera una disciplina y una rutina, además de aprender a identificar entre lo bueno y malo, consiguiendo una convivencia más organizada.

Dedica el tiempo necesario para convivir con tu hijo, de forma divertida realizando actividades en familia como juegos o salidas, escucharlo y saber qué es lo que necesita. Asimismo, asigna tareas dentro del hogar, fomentando la responsabilidad y la autosuficiencia.

¿Cómo se relaciona el desarrollo y el aprendizaje?

Estos trabajan de la mano, ya que cuando hablamos de desarrollo nos referimos a las funciones de los niños, como su lenguaje, razonamiento, atención, memoria, por mencionar algunos, que afectan o benefician directamente a su forma de aprendizaje.

A partir de las experiencias y aprendizaje infantil que adquieren tus hijos de forma individual o grupal es la forma en que se desarrollan en los diferentes ámbitos desde mental, física, emocional y socialmente.  

Ahora que ya conoces la forma de aprendizaje y desarrollo infantil que tiene tu hijo, es momento de que lo acompañes y le des las herramientas necesarias para su correcto crecimiento y esto contribuya positivamente en su futuro. 

Si tienes dudas o deseas más información escríbenos por WhatsApp